Por dentro de St. Moritz, la estación de invierno más tradicional de Suiza Todo empezó en 1864, en Suiza, con una apuesta. El suizo Johannes Badrutt, propietario de una pensión, invitó a un grupo de huéspedes ingleses que siempre visitaban a St. Moritz durante el verano a volver en el invierno, prometiéndoles el mismo sol y diversión. Si no les gustaban, no tendrían que pagar las vacaciones. Los ingleses regresaron y se quedaron, ¡hasta la Pascua! Y así comenzó la estación de esquí y turismo de invierno en la región.

Brigitte Bardot en St. Moritz

St. Moritz ya recibió visitantes ilustres como Charlie Chaplin, Greta Garbo, Brigitte Bardot y Alfred Hitchcock. Hasta el revolucionario Vladimir Lenin ha pasado unas semanas entre las montañas de Corviglia, Corvatsch y Diavolezza. Hoy la estación está en la lista de deseos de todos los esquiadores. ¿Los motivos? Más de 350 km de pistas, medios de elevación ultramodernos, tres áreas para el esquí cross-country, condiciones de nieve perfectas y, por supuesto, muchos días de sol. COMO LLEGAR La estación de esquí está a 2 horas en traslado del aeropuerto de Zúrich, pero también hay otras opciones para llegar a St. Moritz. Una de ellas es tomar el tren panorámico Glacier Express con los escenarios más increíbles de Suiza.

Glacier Express passando por el Viaduto Landwasser, en Suiza

¿QUE TAL EL ESQUÍ? No es cualquier estación de esquí que haya sido dos veces sede de las Olimpiadas de Invierno, St. Moritz recibió el campeonato en 1928 y 1948. Hasta James Bond ya “esquió” por sus pistas. Free Fall es una de las más deseadas por los expertos, y tiene la mayor inclinación vertical de Suiza – puedes llegar hasta 130km/h. ¡Wow! Para quienes quieran experimentar Bobsled, las carreras de trineo en un tobogán de hielo, la estación de esquí tiene la pista de hielo natural más antigua del mundo, el Bob Run.

La pista Free Fall tiene la mayor inclinación vertical de Suiza

DONDE QUEDARSE St. Moritz ofrece muchas opciones de hoteles cinco estrellas, cada una más increíble que la otra. El Badrutt’s Palace Hotel pro ejemplo es un antiguo palacete de finales del siglo 19 al 20, frente al lago St. Moritz. El Kulm Hotel comenzó junto con la estación y mantiene la tradición y la hospitalidad suiza como pocos. El Carlton Hotel St. Moritz fue fundado en 1931. Súper precioso, tiene sólo 60 suites y vistas al lago. El hotel Nira Alpina tiene un concepto moderno y acceso a ski-in/ski-out. ¿Cuál te gusta más?

GASTRONOMIA La comida se toma muy en serio en St. Moritz. Puedes elegir entre 7 restaurantes con estrellas Michelin, incluyendo el inusitado Ecco on Snow del chef Rolf Flieganf. Ya en los destaques de cocina suiza está el Chesa Veglia, instalado en el edificio más antiguo de la ciudad. En la montaña, no te puedes perder el barrio El Paradiso, perfecto para un almuerzo con una de las vistas más hermosas de St. Moritz. APRÈS-SKI St. Moritz también habla la lengua del après-ski. En el Dracula, los visitantes llegan al bar a través de un escondite subterráneo, y el Devil’s Palace tiene una de las más extensas cartas de whisky del mundo: ¡son 2500 rótulos!

Dracula Club

EVENTOS La estación de esquí reúne los eventos más guayes de los Alpes Suizos. La tradicional carrera de caballos White Turf tiene lugar desde 1907 sobre el lago congelado de St. Moritz. La St. Moritz Polo World Cup on Snow reúne a casi 15 mil personas para el prestigioso torneo de polo. El 26th St. Moritz Gourmet Festival transforma la estación de esquí en un centro de chefs reconocidos.

White Turf 

COMPRAS La Via Serlas es la calle de compras más famosa de la región, con tiendas de marcas internacionales y diseñadores de alta costura como Chanel, Gucci, Louis Vuitton, Cavali, Moncler y Bogner…

Leave a Reply